18/01/2017

Judiciales

EXCAVACIONES EN EL POZO DE VARGAS

Adeudan unos doce meses de sueldos a los peritos del CAMIT

Virginia Sosa, presidenta de Familiares de Desaparecidos de Tucumán (Fadetuc), aseguró que están “muy preocupados” por el insuficiente envío de fondos para continuar con las excavaciones en el Pozo de Vargas.
Galería
Ampliar (2 fotos)

Los doce peritos del Colectivo de Arqueología, Memoria e Identidad de Tucumán (CAMIT) que están trabajando en las excavaciones e investigaciones del Pozo de Vargas son víctimas de la falta de presupuesto que generó una deuda de doce meses de salarios.

Ruy Zurita, miembro fundador del CAMIT, aseguró que se presentaron notas a la Justicia Federal planteando la grave situación de los investigadores y de la falta de presupuesto para insumos y materiales, lo que pone en riesgo el avance de las excavaciones en el pozo de enterramiento clandestino que ya destapó la masacre que cometieron los represores durante la última dictadura militar. Los fondos dependen del Consejo de la Magistratura de la Nación.

Por su parte, Virginia Sosa, presidenta de Familiares de Desaparecidos de Tucumán (Fadetuc), también manifestó su preocupación por esta situación. “Antes de fin de año, tuvimos reuniones con los jueces de la Justicia Federal (Daniel Bejas y Fernando Poviña), y les manifestamos que estamos muy preocupados porque el presupuesto para 2016 fue insuficiente para cubrir todas las necesidades de la investigación, y para este año no hay buenas perspectivas”, señaló en declaraciones a DocumentoTV.com desde el emblemático lugar, ubicado en la avenida Francisco de Aguirre al 4.500.

En igual sentido, Enrique Romero, quien inició la denuncia del Pozo de Vargas en febrero de 2002, también alertó sobre la “desidia” e “indiferencia” del Poder Judicial de la Nación para asegurar futuras excavaciones y proteger este predio que ya forma parte de la historia de los tucumanos.

La preocupación de los organismos de derechos humanos se extiende a los trabajos de excavación y mantenimiento de las fosas comunes halladas en el ex Arsenal Miguel de Azcuénaga, donde funcionó un Centro de Detención, Tortura y Exterminio durante la dictadura. Documento ya denunció esta grave situación en su programa emitido el 11 de enero pasado: “Arsenales: el último eslabón del exterminio” (se puede ver completo en esta página).


Recomienda esta nota: