26/05/2017

Judiciales

FAMILIARES ESPERAN EL JUICIO

Leandro e Iván: dos amigos y una cita fatal en el Puente de los Suspiros

Leandro e Iván fueron asesinados en marzo de 2016 cuando dos jóvenes los sorprendieron a balazos en la calle Marco Avellaneda, entre Italia y Uruguay. Una menor de 15 años, ex novia de Leandro, lo había citado a ese lugar.
Ampliar (1 fotos)

Iván Reyes y Leandro Frías eran amigos desde la infancia, inseparables, donde iba uno, estaba el otro, cuentan sus padres. El domingo 27 de marzo de 2016 no fue distinto.  Leandro se preparaba para encontrarse con una ex novia y buscó a Iván para que lo acompañara. La cita era en el Puente de los Suspiros. Pero ninguno de ellos imaginó que allí encontrarían la muerte, cuando fueron sorprendidos a balazos por otros dos jóvenes, que estaban con la chica, una menor de 15 años. ¿Una trampa por celos o despecho? , se preguntan hasta el día de hoy los familiares de las víctimas.

A más de un año de la sangrienta emboscada, los padres de Leandro e Iván esperan que se realice el juicio oral y público para que se condene a los autores del doble crimen. En este programa de Documento, Josefa Maniscalco, madre de Leandro, denunció que Luis Rojas, el principal sospechoso, aún sigue detenido en una comisaría, y su presunto cómplice goza de la libertad. Al respecto, el defensor oficial de la querella, Guillermo González, en comunicación telefónica con Documento, alertó que Rojas está próximo a salir en libertad, el 26 de junio, cuando se cumple el año de prisión preventiva que dispuso el juez Francisco Pisa, por lo que ya solicitó que ese plazo se prorrogue por un año más, pero el pedido fue rechazado por el magistrado. Ante esa negativa, el letrado aseguró que insistió ante la Cámara de Apelaciones.

En cuanto al otro imputado, Nahuel Galindez, el abogado precisó que tenía 17 años en el momento del hecho, y quedó en libertad en diciembre del año pasado, luego de cumplir los 18 por orden de una jueza de Menores. En tanto, en una resolución firmada el 11 de abril pasado, el juez Francisco Pisa declaró el sobreseimiento para un primo de Rojas, que no estuvo en el lugar del hecho, y la menor de 15 años, por ser inimputable.

Ahora los familiares de las víctimas esperan que la Cámara de Apelaciones resuelva un planteo de la defensa de los imputados contra el juicio y la prórroga de la prisión preventiva para Rojas. Si se confirma el juicio y se comprueba la autoría de los disparos, los dos imputados podrían ser condenados a prisión perpetua por homicidio agravado.

La cita y el doble crimen

Después de las 5 de la tarde de ese domingo de Pascuas, Iván (19) y Leandro (18) salieron en moto del barrio Villa 9 de Julio rumbo a la calle Marco Avellaneda, entre Italia y Uruguay, para el encuentro con la adolescente. Según la principal hipótesis que investigó la Justicia, la menor estaba esperándolos en una esquina, y cuando se dirigían hacia ella, fueron prácticamente emboscados por dos jóvenes que habrían salido por calle Uruguay con armas de fuego. Cuando Leandro e Iván advirtieron la maniobra e intentaron volver por calle Marco Avellaneda acelerando la motocicleta, comenzaron los disparos contra ellos. Leandro recibió un balazo en la espalda y cayó prácticamente muerto de la moto en la que iba de acompañante. Iván recibió cuatro disparos y logró seguir milagrosamente en la moto hasta llegar al hospital Centro de Salud, donde fue asistido en forma urgente.

En un primer momento, horas después de que Iván y Leandro fueran víctimas de esa emboscada sangrienta por parte de dos jóvenes, en supuesta complicidad con la menor, hubo varias versiones confusas sobre el hecho.  Se decía que se trataba de un robo de moto, de un accidente vehicular  y hasta de un posible ajuste de cuentas. Pero para la Justicia fue clave la declaración de Sandro Reyes,  padre de Iván, luego de que hablara con su hijo, quien le contó lo que sucedió mientras permanecía en terapia en el Centro de Salud. Reyes contó que Iván pudo llegar manejando herido en su moto gracias a la fortaleza física que había logrado con la práctica de artes marciales y otros deportes.

Iván estuvo casi dos meses internado en el Centro de Salud, después de varias operaciones su estado de salud se complicó y falleció el 20 de mayo del año pasado. Hasta ese día, Iván creyó que había llegado con su amigo de la infancia en la moto al hospital y que había salvado su vida.

Investigación judicial

A más de un año del hecho, la Justicia ya cerró la etapa investigativa que estuvo en manos del fiscal Arnoldo Suasnábar, y elevó la causa a juicio oral y público contra Luis Rojas y Nahuel Galindez como presuntos autores del delito de homicidio agravado.

Según el expediente judicial –al que tuvo acceso Documento- , Rojas y Galíndez estaban fuertemente armados y  actuaron en forma premeditada ya que a través de la menor concertaron, aparentemente vía facebook, la cita con Leandro, quien se encontraba junto a Iván, en un total estado de indefensión. Y luego de disparar contra ellos, los tres se dieron a la fuga en la moto en la que se movilizaban con el arma homicida.

Cuando quedaron detenidos, Rojas se abstuvo de declarar y Galíndez admitió que fue con ellos a la zona del Puente de los Suspiros pero negó haber participado del hecho. La menor, por su parte, reconoció que había mantenido una relación sentimental en el pasado con Leandro  y que Rojas era su novio actual. 


Recomienda esta nota: