03/06/2017

Judiciales

SALUD PÚBLICA, BAJO LA LUPA

Un matrimonio denunció al SIPROSA por la muerte de su hijo

Los padres de Gabriel Salomón, un adolescente de 16 años, quien falleció el 5 de diciembre de 2012, aún esperan que la Justicia investigue qué fue lo que pasó con la salud de su hijo cuando fue atendido en los tres hospitales públicos más importantes de Tucumán.
Ampliar (1 fotos)

Gabriel Salomón tenía apenas 16 años, era estudiante de secundaria, cuando comenzó a sentir dolores de espalda y fiebre. Sus padres lo llevaron a un hospital público, y ahí comenzó, según denunciaron en la Justicia, la peor pesadilla de sus vidas. Durante  cuatro meses pasaron por tres hospitales: Avellaneda, Centro de Salud y Padilla, para que trataran la enfermedad de Gabriel pero su salud empeoraba cada semana  y falleció el 5 de diciembre de 2012.

En este programa de Documento, los padres de Gabriel cuentan qué fue lo que pasó en cada hospital y denuncian que su hijo no fue tratado como correspondía por un cuadro de tuberculosis y acusan al Siprosa como principal responsable.  .

Según la denuncia de Carlos Salomón y Myriam Ruiz, cuando  los médicos especialistas  del Avellaneda aseguraron que Gabriel no tenía tuberculosis, como le habían diagnosticado semanas atrás en el Centro de Salud, se produjo una discontinuidad del tratamiento de esa enfermedad, y este punto es el que  se convirtió luego en la denuncia central de los padres de Gabriel.

Desde ese 5 de diciembre de 2012, cuando muere Gabriel, sus padres denunciaron que no tuvieron ninguna explicación por parte de los médicos y todavía esperan que la Justicia investigue el accionar de los profesionales de los tres hospitales públicos que atendieron a su hijo.  

 Carlos Salomón aseguró que en primer lugar denunciaron el caso ante las autoridades del Siprosa y el ministro de Salud de ese entonces, Pablo Yedlin. Luego acudieron a la Justicia provincial y denunciaron que hubo abandono de persona por parte de los médicos y que se incurrió en un grave error al discontinuar un tratamiento de tuberculosis. a denunciar a 42 profesionales involucrados en los tres nosocomios.

Desde el Siprosa, el secretario Ejecutivo Médico, Gustavo Vigliocco, aseguró a Documento que en base a las historias clínicas y a una auditoría interna que se realizó por el caso de Gabriel Salomón no se detectaron irregularidades en el accionar de los profesionales médicos.

El padre de Gabriel también cuestionó el accionar del fiscal Washington Navarro Dávila, quien tiene a su cargo la investigación sobre el tratamiento médico que se dio a su hijo en los tres hospitales públicos. Sin embargo fuentes judiciales confirmaron a la producción de Documento que se dispuso una nueva Junta Médica con la intervención de la doctora Lilia Moyano del equipo científico de investigaciones forenses del Ministerio Fiscal para luego avanzar en las declaraciones a los profesionales antes de que prescriba la causa el 5 de diciembre próximo, cuando se cumplen cinco años de la muerte de Gabriel. 


Recomienda esta nota: