09/01/2017

Judiciales

AÚN ESPERAN POR SUS DESAPARECIDOS

El dolor de la familia Alarcón

Nélida Alarcón recuperó los cuerpos de su padre y sus dos hermanos, hallados en las fosas comunes de ex Arsenales, pero aún espera por los de su madre, sus dos hermanas, su cuñada y su sobrina, desaparecidas hace 40 años.
Ampliar (1 fotos)

Nélida Alarcón tenía 26 años y estaba embarazada cuando los militares le arrebataron toda su familia. Fue el 26 de febrero de 1977, al mediodía, cuando sus padres, hermanos y hermanas, su cuñada, y sobrinos fueron secuestrados en la casa de El Corte, en Yerba Buena, donde vivió desde su infancia. Desde ese día, con sus 65 años a cuestas, no tiene consuelo.

DocumentoTV.com estuvo en la casa de Nélida, quien junto a su esposo Juan Roldán, de 67 años, revivió ese día negro en el que perdió a toda su familia.  Ese 26 de febrero también fueron secuestrados sus dos hijos de 6 y 7 años, otros dos sobrinos, de 4 y 5 años, y una niña de 7 años que estaba de visita en la casa, pero al pasar las horas los menores fueron entregados a los Alarcón por personal de la seccional II de la Policía de Tucumán.    

Desesperado por saber de toda la familia desaparecida, Juan Roldán fue hasta la vivienda de El Corte, donde fue secuestrado y luego torturado.  “Ellos sabían que era militante y me sacaron los dientes de una patada. Nunca vamos a negar nuestros orígenes de militantes. Yo en el PRT-ERP y los Alarcón en el peronismo.  Si bien ellos trabajaban de sus oficios, tenían un compromiso con los de menos recursos”, contó Roldán, quien pudo sobrevivir –dice él- gracias a la naturaleza. “Después de tres meses de detenido me liberan en la calle Corrientes al 3.000, me tiran a mí y a otras personas, fue una ráfaga de ametralladora. Caí en una zanja, gracias a la naturaleza estoy vivo. Me levanté como pude y una señora me ayudó a orientarme para volver”, relató al referirse al momento en que pudo escaparle a la muerte.

 “Lo primero -siguió Roldán su relato- que supimos es que fueron llevados a Jefatura de Policía. Juan Martín Martín (testigo en la causa) dijo que llegó (Roberto “El Tuerto”, ex policía) Albornoz diciendo que habían secuestrado a la familia Alarcón. Después los trasladaron a Arsenales, desde allí perdimos todo contacto”.

Nélida volvió a saber de ellos cuando recuperó los cuerpos de su padre y sus dos hermanos, el 12 de julio de 2012, pero aún espera por los de su madre,  sus dos hermanas, su cuñada y su sobrina.

Avelino Alarcón, su padre, de 65 años, y sus hermanos, Miguel y Hugo, de 29 y 28 años, figuran en la lista de los 12 cuerpos identificados en el histórico hallazgo de los restos humanos que fueron enterrados en las fosas comunes de inhumación del ex Arsenal Miguel de Azcuénaga, donde funcionó el Centro Clandestino de Detención y Exterminio más grande del norte argentino durante la última dictadura militar.

 “El hallazgo de los cuerpos en ex Arsenales es lo mejor que pasó en esta historia porque no quedaron en el vacío las palabras de la gente que reclamó por sus seres queridos. Las pruebas están: son cadáveres recuperados. No fue una guerra, hubo secuestro, tortura y desaparición de personas. No querían dejar rastros de la familia Alarcón, como de tantas otras”, señaló Roldán.

Ahora, Nélida y Juan (querellante), esperan el momento en que la causa llegue a juicio oral y público y la Justicia Federal juzgue a los responsables de los delitos de lesa humanidad que se cometieron contra la familia Alarcón, y no pierden las esperanzas de que los peritos forenses encuentren los cuerpos de las cuatro mujeres y la mejor de la familia que aún siguen desaparecidas.

La familia secuestrada:

Avelino Alarcón (padre)

Argentina Adelaida Sosa de Alarcón (madre)

Arcelia del Carmen Alarcón (hermana)

Argentina Alarcón (hermana)

Miguel Avelino Alarcón (hermano)

Hugo Marcelo Alarcón (hermano)

Virginia Olivera de Alarcón (cuñada)

Mónica Silvia Alarcón (sobrina de un año de edad)



Recomienda esta nota: