04/05/2017

Sociedad

EL DOLOR DE SUS HIJOS

El femicida le dijo a Silvia Morales: “Ahora ya no vas a molestar más”, según el relato de vecinos

Vecinos dieron detalles de los últimos minutos de la mujer asesinada en el barrio Crucero Belgrano y aseguraron que la escucharon gritar pidiendo auxilio, pero cuando pudieron salir a la vereda ya estaba sin vida.
Ampliar (1 fotos)

El caso de Silvia Morales, la mujer de 54 años que fue asesinada de 8 puñaladas por su marido, en el barrio Crucero Belgrano, de la capital tucumana,  también figura en la lista de las 26 víctimas de femicidio durante el mes de abril en todo el país. Sus hijos dieron su testimonio a Documento y denunciaron que Julio Olivera, un ex policía de 63 años, no actuó solo cuando asesinó a su madre sino que lo hizo con la ayuda de dos hijos. Hoy piden que la Justicia los investigue y que el caso sea caratulado como femicidio.

 Horas después del crimen, que sucedió en la madrugada del domingo 23 de abril, los vecinos dieron detalles de los últimos minutos de Silvia Morales y aseguraron que la escucharon gritar pidiendo auxilio, pero cuando pudieron salir a la vereda ya estaba sin vida. “Ahora ya no vas a molestar más”, le habría dicho el femicida a Silvia mientras la apuñalaba, y a ella se la escuchaba decir; “¿Por qué me haces esto?”, según el relato de los vecinos que hablaron con Documento.  

Esa mañana, Julio Olivera se entregó en la comisaría novena como único autor del asesinato, pero los hijos de Silvia Morales insisten en que la Justicia debe investigar también a sus hijos, a quienes acusan de haber participado del salvaje crimen de la mujer.

 Mientras crecen los casos de femicidio, desde la Casa de las Mujeres Norma Nassif denuncian que la ley de Emergencia en Violencia contra las mujeres sancionada en diciembre pasado aún no tiene presupuesto para su aplicación en la provincia.

 En la Justicia también hay falencias, no todos los casos de mujeres asesinadas por sus parejas son caratulados como femicidio. Frente a todo esto, se multiplican las marchas de organizaciones y de la sociedad en general para exigir un freno a la violencia de género. Este jueves, se realizó el “Peatonalazo” , organizado por la Casa de las Mujeres, en el microcentro tucumano. La semana pasada hubo un “silbatazo”, impulsado por la organización Mumalá.

 Lamentablemente, en cada manifestación, hay un grito desesperado que aún no es escuchado por gran parte de los responsables en aplicar las leyes y en destinar los recursos para salvar las vidas de las mujeres.







Recomienda esta nota: