04/01/2017

Tucumán

AVENIDA SIN CONTROLES

Caso Kon: el taxista imputado en el accidente estuvo más de un año sin declarar

En diciembre pasado, el taxista Víctor Guzmán tuvo que ser llevado por la fuerza pública a Tribunales. El padre de Constanza Oviedo pide que se cambie la carátula de la causa a homicidio simple con dolo eventual.
Ampliar (1 fotos)

Era la madrugada del domingo 15 de noviembre de 2015.  Constanza Oviedo, al igual que  más de 3.000  jóvenes, salía de una fiesta en los salones del Hipódromo de Tucumán, en la zona del Parque 9 de Julio.   Kon, como la llaman sus amigos, estaba parada con una amiga sobre la vereda de la avenida Benjamín Aráoz al 500, cuando un Renault Megane venía de oeste a este a excesiva velocidad y chocó con un taxista, que conducía de este a oeste  y había doblado en “U”. Tras el impacto, el Renault Megane  subió a la vereda y arrolló a Constanza.

Constanza tenía 22 años, era una joven alegre y con mucha pasión por lo que hacía, enseñaba baile, era voluntaria en causas sociales y cursaba las últimas materias de la carrera de Psicología de la UNT, cuando fue arrollada por el automovilista. La joven fue llevada al Hospital Padilla con un cuadro de muerte cerebral, pero en pocas horas perdió la vida.

La causa quedó en manos de la fiscal de la VI Nominación, Adriana Reinoso Cuello, quien imputó al taxista Víctor Manuel Guzmán y al conductor del Renault Megane, Franco Sebastián Bonano Romero, por el delito de homicidio culposo, por lo que ninguno quedó detenido.

Leonardo Bauque, abogado querellante, aseguró que durante un año sólo declaró Bonano Romero, porque el taxista no era encontrado en el domicilio que había declarado a la Policía. Recién, en diciembre pasado, la fiscal dispuso que sea llevado a la fuerza pública a Tribunales para su declaración, pero aún, por razones burocráticas, no se consumó ese acto procesal.

“Bonano Romero y Guzmán están imputados por homicidio culposo. Buscamos que se cambie la carátula de la causa a homicidio simple con dolo eventual. Para nosotros, Bonano Romero es el autor material de la muerte de Constanza, y tenía que haber previsto que su acción podía causar una consecuencia mortal. La pericia policial reveló que su auto venía circulando por lo menos a 80 km por hora o más, cuando debía venir a 40 km por hora. Si vas a esa velocidad, tenes que pensar que podes atropellar a alguien, y si lo haces lo mismo, es porque no te importa”, sostuvo Roberto Oviedo, padre de la víctima, en declaraciones a DocumentoTV.com Oviedo

Oviedo alertó que la avenida Benjamín Aráoz es una avenida peligrosa, de gran circulación, donde automovilistas transitan a excesiva velocidad. Por ello reclamó a las autoridades provinciales y municipales que se tomen medidas para evitar este tipo de tragedias, como controles de alcoholemia y mayor presencia policial, las cuales estaban ausentes en la madrugada en que ocurrió el fatal accidente.


Recomienda esta nota: